domingo, 9 de agosto de 2009

- Muniellos............el Bosque Encantado

Pincha aquí si deseas ver las fotos de "Muniellos" y si quieres verlas en pantalla completa pulsa en la tecla "F11"

Escondido en lo mas profundo de Asturias encontramos el mayor bosque de roble de toda esta península que habitamos los ibéricos, al naciente de Ibias y al occidente de Narcea se ubica este magnifico robledal considerado como el mejor conservado de Europa, resto de lo que fueron los bosques cantabros y astures hace unos cuantos siglos. Desde 1973 esta prohibida la tala de sus árboles, los cuales fueron utilizados en el siglo XVI para reparación de las naves de la “Armada Invencible” que pudieron regresar de su incursion por tierras irlandesas, hoy es una Reserva integral formando parte del Parque Natural de las Fuentes del Narcea e Ibias, estando también declarado Reserva de la biosfera, permitiendo su visita a un maximo de 20 personas por día, debiendo de hacer una reserva si nuestra intención es recorrerlo.

Cuentan las leyendas que este bosque mágico está habitado por huestias, diañus, transgus, xanas y otros personajes de fábula, pero los únicos que se dejan visionar no con facilidad a las horas de ocaso y aurora solar, son corzos, rebecos, nutrias y jabalís, existen en la reserva como animales singulares osos, gatos montes, lobos y urogallos, pero con casi nula posibilidad de poderlos avistar o de cruzarnos con ellos.

El origen de su nombre dicen que lo toma de las comadrejas, llamadas por la zona muniellas.

Su historia es la del aprovechamiento maderero, la propiedad a la Casa de Toreno (los Queipo de Llano) desde los primeros años del siglo XVI lleva a disputas con los lugareños, a los se les hacia pagar por el uso de las brañas, de los pastos y por la recolección de las bellotas para la sus cerdos.
En 1768 para proporcionar de madera a los astilleros de El Ferrol y por orden real de Fernando VI, el Ministerio de Marina comienza la corta de estos bosques y su aprovechamiento forestal, no dando los resultados esperados en la calidad que esperaban de su madera.

Michel Charles Durieu botánico francés, comentaba en 1835 sobre el bosque de Muniellos: “Puesto que están llenos de osos, lobos y linces, les causan bastante temor a los tímidos asturianos que no se atreven a aventurarse en el interior de sus límites ............ Me fue tan difícil encontrar un guía que me quisiera acompañar al interior del bosque, que me adentré yo solo en esta inmensa soledad y avancé tanto como la prudencia y el recuerdo de mi esposa, mi hijo y mi anciana madre me lo permitieron”.

A principios del siglo XIX por motivos económicos queda suspendida su explotación, reanudándose nuevamente a mediados de este período por parte de compañías foráneas y extranjeras, que de forma intermitente fueron explotando estos bosques, hasta que en 1901 el banquero donostiarra Juan Sansinenea y el súbdito francés Luciano Borié adquieren a la familia Toreno la propiedad de Muniellos por importe de un millón de pesetas (6.000 €), creando la sociedad Bosna Asturiana que explotó intensamente el bosque, hasta que en 1908 un incendio dio prácticamente con la sociedad en banca rota, pasando a ser sus propietarios los gijoneses hermanos Velasco Herrero, al ser estos los mayores acreedores de la compañia. En 1952 se asocian con unos indianos enriquecidos en cuba creando la sociedad Muniellos, S.A., a partir de esta fecha es cuando con mas intensidad se talan las maderas de este bosque, esquilmando su madera de forma abusiva, provocando que a partir de los años 70 el estado intervenga y debido a los controles exigidos y la poca rentabilidad de la explotacion, esta sociedad pase a control del I.C.O.N.A. en el año 1973, prohibiéndose en ellos el aprovechamiento forestal. La gestión de este instituto, afortunadamente ya desaparecido, como en otros muchos lugares de nuestra geografía dejo mucho que desear, produciéndose durante este tiempo, en agosto de 1980 la muerte del guarda forestal Manuel Lago Rodríguez, conocido como "Chiquito"y vecino de Oballo, a manos de un puñado de cazadores furtivos, declarandose culpable de la misma el unico menor de edad que habia en el grupo (si quieres anpliar la informacion sobre este horrible e impune suceso, pulsa aqui).

Muniellos compone un conjunto geográficos aislado de su entorno, compuesto por cumbres que rondan los 1.500 m., oscilando sus altitudes desde los 670 m. a la entrada del valle en Tablizas, hasta los 1685 m. de la Bobia de Teleyerba; creando un anfiteatro natural cerrado al sureste por la línea de cumbres que van del Pico Rioseco al Forcaso y el Pico Cabrón, por el noroeste el Penavelosa y el Pico Connio y en el lado suroccidental las alturas de la Sierra de Ciallo.

Tres valles conforman el bosque formando el Río Tablizas en su convergencia, estos tres cursos fluviales están formados por numerosas vallinas, un dicho popular nos cuenta que el monte de Muniellos tiene tantas “vallinas” (regatos de agua) como días tiene el año.

Como he comentado su vegetación esta formada sustancialmente por robles, sobre todo por "roble albar" pero existen otras especies como serbales, hayas, acebos, tejos, abedules entre otros, cabe destacar la existencia del "roble orocantabrico", rareza botanica de pequeño porte, solo presente en los bosques de estas zonas.

Cualquier época invita a su visita, pero es el otoño en la que se viste con sus colores de gala para regalar los ojos de sus convidados.

La Ruta:

Os quiero trasladar aquí uno de los itinerarios que recorre este paraje, sin duda el mas completo para llevarnos una visión de todo el conjunto:

Partimos de Tablizas, en donde esta situada la guardería, allí nos pueden dar multitud de explicaciones del bosque y podremos visionar unos paneles de los distintos aspectos de su naturaleza. El camino comienza unos metros antes ascendiendo suavemente por la ladera del Valle de la Cullada, poco después cruzamos el arroyo del mismo nombre, posteriormente cambiando la orientación de la ladera y convirtiéndose el sendero en mas pronunciado, pasamos por encima de unos escarpes rocosos y divisamos el valle a nuestros pies en su plenitud, seguimos ascendiendo, en una hora y cuarto desde nuestro comienzo llegamos a la fuente de Fuenculebrera, es posible que dependiendo de la época esta no lleve el liquido elemento tan ansiado después de tanta subida, en sus proximidades podremos observar un hermoso ejemplar de roble centenario, hemos ascendido en unos 3,500 km. alrededor de 600 m. de desnivel.

El camino sigue ascendiendo pero ya de forma mas moderada, las vistas de la otra ladera del valle se dejan imaginar entre los clareos del bosque, vemos al otro lado los tres valles secundarios que confluyen en el de Muniellos, La Zreizal, Las Gallegas y La Candanosa, poco después el bosque se va despejando por la altitud que hemos alcanzado, ahora el camino es casi horizontal con leves bajadas y subidas, cruzamos algunos canchales de piedras, ya empezamos a divisar próximas las cumbres que cierran el valle y comenzamos a adivinar en donde puede estar el cruce del camino que nos llevará hasta las lagunas, a él llegamos unas dos horas después de haber descansado en Fuenculebrera, refrescamos nuestras gargantas con las frías aguas de la vallina de Pielago que por allí discurre, estamos a 1.270 m. de altitud y a unos 10 km. del comienzo de nuestra ruta. Un indicador marca un kilómetro y 30 minutos a la primera laguna, la de la Isla pero es posible hacerlo en algo menos, desde esta laguna glacial, podremos ascender a las otras que no están muy lejanas aunque no son visibles, por una pedrera ascenderemos a la Honda, después a la Grande y por ultimo a la mas pequeña, la de La Peña, a este conjunto de lagunas se las denomina Lagunas del Pico de la Candalosa, habiendo otras dos lagunas mas en el interior de Muniellos, la de la Aveizuna y la de Penavelosa.

Retornamos nuestros pasos hasta la confluencia de caminos tomando ahora el que en fuerte descenso acompaña el arroyo que mas tarde formara el Río Tablizas, también denominado Muniellos. Durante los 6,5 km. de su recorrido el río nos acompaña en nuestro caminar, hasta le podemos oír cantar en las distintas cascadas con las que nos encontramos, atravesamos el cauce unas cuantas veces por puentes de madera, el bosque es mas húmedo y frondoso, abundan las hayas y los helechos, y poco a poco el camino se va serenando y haciéndose mas ancho, nos estamos acercando al final de nuestra travesía, en la ultima parte el sendero esta acondicionado para que los amantes de esta naturaleza que tengan discapacidad física, puedan disfrutar también en parte de un recorrido por Muniellos.

La ruta cercana a los 20 km. de recorrido y un desnivel de alrededor de 900 m. se puede realizar entre unas 7 u 8 horas.

Os quiero destacar una curiosidad, a la salida del Parque y antes de llegar a la población de Moal, en la orilla de la carretera podremos admirar dos “cortines”, construcciones circulares en piedra sin entrada, donde se instalas las colmenas, estando así protegidas de los golosos osos de Muniellos.

Espero veros no tardando por allí.............recordad que el otoño en el bosque es un verdadero regalo para la vista................ y tambien para el alma, los que la tengan.

4 comentarios:

Paula y Manuel dijo...

Bueeeenas... muy buen blog! Felicitaciones!!!

Te invito a que visites nuestro blog y que luego consideres darnos tu voto en la sección SOLIDARIOS.
Damos de comer a los jóvenes que viven en la calle y el premio redundaría en beneficio de ellos.
Gracias por tu valioso tiempo!!!
Que tengas buena semana!

Paula y Manuel
www.elmacarronsolidario.blogspot.com

Anónimo dijo...

Por fin algo "encantado"

Jarroncito de China.

Jose de Mingo dijo...

¡¡Enhorabuena!! Pablo por tu blog y especialmente por tu entrada sobre Muniellos.

Para que lo puedan disfrutar mis paisanos, me he tomado la libertad de poner un enlace en mi blog.

Saludos.

Gonzalo de Suárez dijo...

Enhorabuena,por tu reportaje de ese sitio tan encantador ,yo cnoz co muniellos desde hace 45 años,he tenido que dormir en varias ocasiones alli ccuando tocaba la vecera,y no se llama tejerúa ,nsotros siempre le llamamos (a veiga de tixeiroa) donde dormian las vacas, laguna de tixeiroa y rigueiro detixeiroa.