lunes, 24 de agosto de 2009

- Gazpacho (recetas para un verano caluroso y en crisis)

En la mente de todos está, es el comentario cotidiano de todos los corrillos y charletas callejeras; el calor de este verano no es normal, siempre ha hecho estos calores por aquí, pero nunca de forma tan mantenida, el cambio climático está presente, ya se nota y no hay quien lo cuestione, hasta el mismísimo Aznar se ha ido huyendo de él a la Berlusconiana isla de Cerdeña.

Formas miles tenemos históricamente los mesetarios de combatirlo, las terracitas de verano, los refrescos de horchata, cervecitas barrigueras, abanicos de colores, paseos tardíos por El Retiro, las noches del hipódromo, vecinales platicas nocturnas a las puertas de las casas, pero es sín duda en la condimenta donde nuestro intelecto mas se ha agudizado para suavizar esta época maldita.

Hoy os traigo aquí como deleitarnos estos días con un simple “gazpacho”, sopa fría de origen andaluz pero con multitud de variantes y no todas ellas andaluzas, no quiero que se me molesten el resto de provincianos y en particular los manchegos.

Fue gracias a Colon como llegaron desde las Americas hasta aquí, entre otros productos dos de los principales ingredientes de este fresco plato, los tomates y los pimientos, hasta entonces no se nos hubiera pasado por la imaginación la elaboración de esta caldosa ensalada, mezcolanza de productos, de ahi le viene su nombre “caspa” palabra de origen prerromano, usada por los mozárabes para definir “revoltijo o batiburrillo”, por aquello de mezclar distintas hortalizas junto con el pan del día anterior.

Pongámonos el mandil, desperecémonos de este calor, acerquémonos a los fogones (que en este caso no hacen falta) y pongámonos a elaborar esta refrescante fuente de vitaminas que de forma permanente debería de estar siempre en esta época en nuestras “neveras”.

INGREDIENTES:
Dos botes de medio kilo de tomates enteros pelados de marca blanca, no olvidemos que estamos elaborando una receta para “un verano en crisis”.
Una cebolla mediada.
Un pepino terciado.
Un pimiento de los alargados picudos (los redondeados le dan un punto de picor no del todo grato).
Tres cucharadas bien colmatadas de pan rallado.
Un chorro de vinagre de jerez.
Un vaso de agua sin llenar con aceite de oliva virgen extra.
Sal (sin miedo).
Doce cubitos de hielo.

ELABORACIÓN:
Necesitamos para su elaboración una batidora de las de vaso de cristal (tipo TURMIX).
Ponemos en ella primeramente todo troceado, la cebolla, el pimiento, el pepino, el pan rallado, la sal, el chorro de vinagre, el aceite y un chorro de agua para que se triture todo mejor, consiguiendo una pasta verdosa.
Después en un segundo paso ponemos en la trituradora los tomates de bote (sin el caldo) batiéndolos bien.
Juntamos los dos caldos y probamos su textura y sabor, corrigiendo si es necesario.
Volvemos a triturar y volcamos el contenido en una cazuela grande, añadimos lo hielos, moviéndolos para que estos comiencen a deshelarse y el frescor del caldo sea uniforme. Dependiendo de la hora en la que esperemos consumirlo lo colocaremos en la fresquera.

Como guarnición, para que cada uno se sirva lo que quiera, podemos poner en diferentes cuencos los distintos ingredientes, cebolla, pimiento, tomate, pepino, troceados en pequeños cuadritos, además con ello rompemos la monotonía cromática de este exquisito caldo.

Como habréis visto no uso ajos en su condimentación, pues creo, y aunque a mi me gusten las comidas picantes, este producto en crudo le da un sabor de excesivo picor.

También uso tomates en bote, no solo por la facilidad que ello conlleva, si no porque estos tienen más propiedades antioxidantes para nuestro maltrecho organismo que los normales.


Buen apetito para todos...............y resignado verano.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola,
Yo no cocino nada de nada, pero deseo
de todo corazón, a los asiduos y primerizos que siguen tu blog,
les salga "este gazpacho" tan
¡bueniiiiiiiiiiiiiiiiiiisimo! como
a tí.

Elena.

Deprisa dijo...

Viva el gazpachito fresquito. Un placer sano y muy propio del verano.

P.D: Que hambre me acaba de entrar jajaja.

Un saludo.

KI dijo...

Acabo de almorzar, pero ya se me abrió nuevamente el apetito jaja

Excelente receta. Gracias Pablo